miércoles, 11 de febrero de 2015

Melancolías de Apolo



¿De qué vale ser un dios --piensa Apolo-- si uno no puede ni siquiera espantar a las palomas?

2 comentarios:

  1. Las palomas no distinguen entre Manolos y Apolos: luego los dioses no existen.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar